La Guardia Civil detiene a dos vecinos de Cenicero por robar en una ermita, un repetidor de telefonía y tres camiones

Hay amigos de lo ajeno especializados y selectivos: grupos que se atienen a un tipo de delito o de víctima concreta, y depuran su método y su estrategia. Y luego están los todo-terreno. Aquellos para los que lo mismo da uno que otro objetivo, uno que otro botín.

En esta última categoría están, según cuenta hoy la Guardia Civil, los dos vecinos de Cenicero que han sido detenidos recientemente como presuntos autores de cuato robos con fuerza perpetrados en los últimos tiempos en La Rioja Alta.

Y es que los agentes creen que estos dos jóvenes, con la posible colaboración de un tercero que está siendo investigado (todos ellos tienen entre 20 y 27 años, y son de nacionalidad española) han entrado en los últimos meses en sitios tan dispares como una ermita en Briones, un repetidor de telefonía móvil en Cenicero y tres camiones cisterna de dos empresas distintas, también en Cenicero. Todo ello, entre noviembre y enero.

El primero de los robos fue el del repetidor, de cuyo interior se llevaron a sustraer 4 baterías valoradas en 1.200 euros En el segundo, en la ermita, sustrajeron un copón y un cáliz de plata bañados en oro y una casulla de sacerdote, valorado todo ello en 7.000 euros. De los camiones, en fin, se llevaron piezas de acero y bronce valoradas en 4.000 euros

Lo que no variaba era el método: forzaban puertas, ventanas y candados usando una palanqueta y una cizalla que fueron localizadas en el interior del coche de uno de ellos.

Los objetos religiosos ya han sido devueltos a su propietario, pero hay más. En lso registros de la Guardia Civil aparecieron un buen montón de artículos procedentes, según sospechan los agentes, de otros robos.

Fuente de la noticia: larioja.com

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Categorías
Acceso usuarios